En primer plano: Cervinia

Datos breves sobre Cervinia

Encaramada bajo la imponente sombra del Matterhorn ( o Monte Cervino, como se le conoce en esa parte del mundo), Cervinia ocupa un escenario realmente espectacular. Situado en lo alto de la región autónoma italiana del Valle de Aosta, ofrece una amplia zona de esquí que abarca dos países, así como una excelente gastronomía, cómodos accesos a las pistas y una cobertura de nieve prácticamente garantizada. Si lo suyo es esquiar por largas y perfectamente preparadas pistas en medio de impresionantes paisajes montañosos, una estancia de esquí en Cervinia debería estar en lo más alto de su lista.

Datos rápidos sobre Cervinia

Altitud del resort: 2,050m
Pista más baja: 1,524m
Remonte más alto: 3,480m
Total pistas: 150km
Remontes: 19
Pistas: 71

  • Azul: 21 (30%)
  • Roja: 41 (58%)
  • Negra: 9 (12%)

Cómo llegar

Varios operadores privados de traslados conectan Cervinia con sus aeropuertos más cercanos:

  • Turín (120km / 1.6hrs)
  • Milán Malpensa (182km / 2.4hrs)
  • Milán Linate (204km / 2.5hrs)
  • Génova (208km / 3hrs)
  • Bérgamo (229km / 2.8hrs).
    O bien, tome el tren a Chatillon Saint Vincent y luego tome el autobús para recorrer el último tramo (29 km / 44 minutos) hasta el resort.

Lo que amamos

  • Una de las estaciones con mejores condiciones de nieve en Europa
  • Un paisaje magnífico.
  • Multitud de pistas largas y bien preparadas que se adaptan perfectamente tanto a esquiadores principiantes como intermedios.

Las desventajas

  • La estación en sí tal vez carece un poco de carácter
  • Las suaves pendientes no desafian a los esquiadores más expertos
  • La conexión con Suiza se cierra a menudo debido al mal tiempo

El dominio esquiable

Oficialmente llamado Breuil-Cervinia, el dominio es conocido mundialmente por su nombre más corto: Cervinia. Un pueblo compacto con un centro peatonal, que encarna el término ""estación de esquí"", con una mezcla de hoteles especializados y bloques de apartamentos que abarcan muchas décadas y muchos estilos arquitectónicos. Es eficiente, funcional y, con sus 2.050 metros, también es uno de los dominios esquiables más altos del país.

Cervinia está conectada a Valtournenche, un pueblo alpino de clásica belleza en la parte baja del valle. Mientras que el primero es comodidad hecha a medida, el segundo se compone de chalets de madera y piedra más tradicionales, que exhiben un encanto rústico y placentero al estilo de las cajas de chocolate. Aquellos que buscan una experiencia más tranquila y relajada disfrutarán de su ambiente relajado, mientras que los que gustan más animación se sentirán mucho más a gusto con el ambiente más animado y bullicioso de la propia Cervinia.

La zona de esquí

Entre ellas, Cervinia y Valtournenche ofrecen un impresionante desnivel de 1.956 m y 150 km de pistas. La conexión con Zermatt ofrece 79 remontes adicionales y agranda la superficie esquiable hasta la friolera de 360 km, lo que la convierte en una de las más grandes de Europa. Tenga en cuenta: la conexión a menudo está cerrada debido al mal tiempo, y quedarse atrapado en Zermatt no es una buena idea ya que el viaje en taxi es largo y terriblemente costoso desde Suiza hasta Italia.

Siendo uno de los resorts más altos de Europa, Cervinia es también uno de los más seguros en cuanto a la nieve. El nivel de nieve en todas las cotas está asegurado a lo largo de toda la temporada , siendo esta inusualmente larga, de noviembre a principios de mayo. La gran altitud también implica temperaturas gélidas, lo que se traduce en unas condiciones favorables para la nieve durante toda la temporada invernal.

Cervinia no se destaca por sus pendientes desafiantes ni por sus intrincados desniveles; para ello, deberá dirigirse a la cercana Zermatt, si el tiempo lo permite. Sin embargo, lo que tiene es muy bueno: pistas largas, onduladas, perfectamente cuidadas que realmente hacen trabajar los musculos. Gracias a sus suaves pendientes, es un paraíso absoluto para los intermedios o para cualquiera que le guste esquiar tranquilamente. También permite que los principiantes puedan practicar sin verse continuamente abrumados por amenazantes pistas negras o rojas, lo cual es una gran ventaja.

Para aquellos que buscan disfrutar del freestyle, el Indian Park de Cervinia es uno de los mejores y más extensos de toda Italia. Repleto de una impresionante variedad de carriles, cajas y varias líneas de kicker que van desde las más suaves hasta las más intimidantes, es un gran lugar para trabajar en su repertorio y pasar un buen rato en el aire. Valtournenche cuenta también con un bonito snowpark, que es notablemente menos desafiante y más orientado a los principiantes.

Club Med Ski - Los pioneros en vacaciones de esquí con todo incluido