Por qué sus próximas Navidades debería pasarlas en las pistas

Invierno en El País de las Maravillas: por qué sus próximas Navidades debería pasarlas en las pistas

Algunas de las razones por las que ir de vacaciones de esquí en Navidad es una gran idea.

Desde pavos rellenos hasta barbacoas en la playa, las tradiciones navideñas varían mucho para todos. Pero, ¿ha pensado alguna vez que ya es hora de empezar una nueva tradición? ¿Qué tal unas vacaciones de esquí en Navidad?

Llevarse de paseo a su familia o amigos para la época más festiva del año puede parecer complicado, pero si lo piensa, ¿qué puede ser más navideño que ver a sus seres queridos abrir regalos en un hermoso chalet tradicional, junto a una montaña cubierta de nieve?

Hay muchas razones por las que pasar unas vacaciones de esquí en Navidad es una gran idea. Aquí van algunas de ellas:

Puede vivir la experiencia de diferentes tradiciones navideñas

Seguramente, en su ciudad se pondrá un árbol enorme y alguna celebridad en ciernes encenderá las luces navideñas, pero eso no es nada comparado con las tradiciones de algunos pueblos de esquí.

Visitar un resort de esquí en Navidad significa que puede experimentar una cultura totalmente diferente a la que está acostumbrado. Como por ejemplo, pasar la Noche Buena en la localidad de Val d'Isère, Francia, donde se hace un desfile callejero lleno de personajes disfrazados antes de que Papá Noel (Père Noël) llegue en su trineo para entregar regalos a los niños. Y en la ciudad de los cuentos de hadas de Ischgl, Austria, la gran tradición navideña es la Krampus Run, donde alrededor de 50 Krampusses aterradores Krampusseshacen trekking a través de la ciudad hasta un aparcamiento para un espectáculo místico.

Por fin tendrá una blanca Navidad

No nos engañemos, incluso al mayor opositor de la navidad le resultaría difícil no emocionarse un poco si despierta el día de Navidad, corre las cortinas y ve que está nevando fuera. Es un cliché que aparece a menudo en las películas navideñas, pero rara vez en la vida real.

Sin embargo, el único lugar donde esto está bastante garantizado es durante las vacaciones de esquí en Navidad. Despertarse en el Invierno en El país de las maravillas es una sensación verdaderamente mágica, especialmente si viaja con niños o en una escapada romántica. Poder hacer ángeles en la nieve y muñecos de nieve el día de Navidad es tan divertido como suena.

Podrá hacer mucho ejercicio

Cuando está disfrutando de una gran cena navideña en casa, por lo general se recuesta en el sofá, y ve los especiales de televisión durante unos días. Pero cuando está de vacaciones esquiando, es probable que vaya a esquiar todos los días, lo que significa que estará quemando calorías.

El fitness no es algo que usted asociaría generalmente con el período de Navidad, pero eso es lo grandioso de las vacaciones de esquí en Navidad: uno consigue un alto nivel de ejercicio físico sin darse cuenta. Se ha comprobado que se pueden quemar hasta 400 calorías por hora durante una gran sesión de esquí, por lo que no tendrá que sentirte culpable cuando traigan la tabla de quesos a la mesa.

Puede probar nuevos estilos de cocina

Si bien la comida tradicional navideña es muy gustosa, hay más pavo y pasteles de carne que los que uno puede tolerar. Unas vacaciones de esquí en Navidad son un buen momento para probar nuevas y deliciosas comidas de todo el mundo.

Encontrará un tentempié de queso suizo, Raclette,que es básicamente media rodaja de queso derretida lentamente y rallada sobre patatas, y también está la Polenta de Italia, un plato que se prepara a fuego lento y con mantequilla, y que sirve de base ideal para deliciosas carnes. La combinación de queso, bacon y patatas hace que el tartiflette(originario de Saboya en los Alpes) sea otro clásico de la comida reconfortante de las laderas, y también está la bellamente decorada Buche de Noel(tronco de Navidad) para los que saben disfrutar un dulce.

Deje que alguien más haga el trabajo duro

Por muy divertida que sea la Navidad en casa, no se puede negar que puede ser una época estresante. La enorme cantidad de comida que hay que preparar, reunir a toda la familia o amigos en un solo lugar, hacer las compras, por no hablar de la limpieza posterior.

Si elige el paquete de esquí de Navidad correcto, no tendrá que preocuparse por nada de eso. Tanto los anfitriones de su chalet como el resort todo incluido se encargarán de todo, dejándole tiempo para apreciar lo que realmente importa: pasar tiempo con su familia o amigos y, con suerte, no discutir por un juego de Monopoly.

Así que solo para recapitular: esquiar en Navidad es más fácil, más mágico, y puede comer todo lo que quiera. ¿A qué espera?

Club Med Ski - Los pioneros en vacaciones de esquí con todo incluido

Uso de las cookies

Al continuar su visita al sitio web de Club Med, acepta el uso de cookies para personalizar su navegación, mejorar su experiencia y tener servicios y ofertas adaptados a sus intereses.

Aceptar