10 consejos para ir a esquiar en familia en las vacaciones escolares

10 consejos para ir a esquiar en familia en las vacaciones escolares

Aproveche el mes de febrero en las pistas con nuestra guía exclusiva

Durante las vacaciones escolares, ir a esquiar se convierte en unas vacaciones familiares fantásticas. Febrero es temporada alta y las condiciones de nieve son óptimas, así que hay más pistas abiertas, hay mucho que hacer dentro y fuera de las pistas, y h…

1. Realice una búsqueda preliminar

El semestre de febrero va a estar muy ocupado, así que investigue sobre su dominio de esquí con antelación. Descubra las pistas que mejor se adaptan a las necesidades de su familia y otras actividades, así como las indicaciones de cómo llegar, para que pueda relajarse y disfrutar de sus vacaciones cuando llegue. Podría ahorrarle un tiempo precioso de esquí si conoce las mejores rutas.

2. Reserve todo con antelación

Esquiar en febrero es muy popular, no solo para los esquiadores del Reino Unido, sino también para los de toda Europa, por lo que existe el riesgo, si se espera hasta el último momento, de que ya no estén disponibles las habitaciones familiares, estaciones y chalets con tiempos de traslado más cortos. Asegúrese de reservar todo con anticipación, desde esquís y botas hasta mesa en sus restaurantes favoritos. Cuanto más temprano reserve, tendrá menos estrés en sus vacaciones y más posibilidades de conseguir una buena oferta.

3. Elija la opción de todo incluido

Si le preocupa gastar dinero durante sus vacaciones y quiere relajarse sin preocuparse por el precio de la comida y las bebidas para la familia, además de los gastos de alquiler de equipos, forfaits para los telesillas y clases de esquí/snowboard, debería considerar la opción de todo incluido. Puede que pague más como desembolso inicial, pero podría valer la pena cuando sume lo que gastará en la estación.

4. Practique en pista de esquí seco

Tanto si es la primera vez que su familia sube a las pistas como si es un deportista olímpico, si puede, vale la pena reservar unas cuantas sesiones en pista de esquí seco en su localidad antes de las vacaciones. Hay pistas, algunas de las cuales utilizan nieve real, en las que puede practicar su técnica de esquí y de snowboard antes de llegar a las pistas reales.

5. Compruebe (dos veces) que ha cargado todo en la maleta

La ropa de esquí puede ser cara en los dominios, así que asegúrese de no olvidarse de llevar todo lo que necesita para mantenerse caliente y seco en las pistas. Guantes, gorros, calcetines, bufandas, todos tienen la manía de quedarse atrás. Oh, y también abrigos polares, entre otras cosas.

6. Sea organizado

Puede que no sea una persona muy organizada en su vida cotidiana, pero vale la pena seguir una rutina durante unas vacaciones de esquí de mitad de año. Ahórrese horas de búsqueda de pases para los telesillas manteniéndolos firmemente enganchados a la chaqueta o en el bolsillo, y minimice las molestias secando los calcetines y guantes de esquí la noche anterior.

7. ¡Levántese temprano y brille por las mañanas!

La mayoría de los telesillas abren a las 9 de la mañana, o algunas incluso antes. Si se levanta temprano, podrá evitar las colas y las multitudes en las pistas más populares. Y como empezó temprano, puede almorzar y terminar temprano para evitar el viaje de regreso a hora punta al final del día. Almorzar temprano también implica que puede estar de vuelta en las pistas durante la hora punta del almuerzo de 12-2pm.

8. Lleve un "botiquín" de esquí

Es posible que sus hijos estén acostumbrados a las pistas, pero aún así es probable que se caigan un par de veces, así que lleve una selección de tiritas, pañuelos y chocolate reconfortante, para que vuelvan a ponerse de pie y tengan ganas de seguir.

9. Ir más allá

Si es un esquiador experimentado, vaya directamente a las pistas menos concurridas, las que se encuentran en los bordes exteriores de un dominio o las pistas más desafiantes. Si no está familiarizado con su dominio, pídale a su asesor de viajes de Club Med que lo aconseje.

10. ¡Diviértase!

Llevar a su familia a esquiar es una gran experiencia, pero existe el peligro de que se convierta en una semana de horarios y organización de nivel militar. Así que dedique tiempo para relajarse y descansar. Ya sea que se trate de ir al spa, hacer algunas de las pistas más desafiantes por su cuenta, o simplemente encontrar un lugar tranquilo para leer un libro, asegúrese de que tiene algo de "tiempo personal" para que se sienta renovado y con ganas de seguir adelante.

• Los resorts de Club Med disponen de ski rooms para alquilar material, algunos de ellos a pie de pista, para facilitar aún más el trayecto de ida y vuelta a las pistas.

Club Med Ski - Los pioneros en vacaciones de esquí con todo incluido

Your choices regarding cookies on this website

Clubmed.es utiliza cookies para proporcionarle una experiencia de navegación óptima. El cierre de esta ventana comporta la aceptación del recibimiento de cookies. Para saber más, haga clic aquí.

Aceptar