En primer plano: Valle de Isère

Datos sobre Val d'Isère

Val d'Isère podría ser el dominio de esquí perfecto, especialmente para los esquiadores intermedios. Bendecido con una ubicación increíblemente pintoresca en la cabeza del valle de Tarentaise, ofrece una combinación inmejorable de encanto, conveniencia y terreno de clase mundial. Las condiciones de nieve son de las más fiables de Europa y, gracias a sus conexiones con Tignes -con la que forma el legendario Espace Killy-, cuenta con acceso a una de las mayores zonas de esquí interconectadas del planeta. Si a esto le añadimos el mayor centro de innovación de Europa y el après-ski más animado de Francia, queda claro lo que hace que una aventura de esquí en Val d'Isère sea tan tentadora.

Datos rápidos sobre Val d'Isère

Altitud del dominio: 1,850m
Pista más baja: 1,550m
Remonte más alto: 3456m
Total pistas: 300km
Remontes: 76
Pistas: 154

  • Verde: 21 (14%)
  • Azul: 67 (43%)
  • Roja: 42 (27%)
  • Negra: 24 (16%)

Cómo llegar

Los aeropuertos más cercanos son

  • Chambéry (144km / 2hrs)
  • Grenoble (216km / 2.5hrs)
  • Lyon (221km / 2.5hrs)
  • Ginebra (226km / 2.5hrs).

Tal es su popularidad que Val d'Isère está muy bien conectada por varios servicios privados de traslados.

Gracias al Eurostar, viajar en tren también es una opción viable. Hay un servicio semanal que une St Pancras International y Bourg-Saint-Maurice, con salidas desde Londres los viernes por la noche y los sábados por la mañana, y salidas de ida y vuelta los sábados por la mañana y los sábados por la noche. Desde Bourg-Saint-Maurice es un viaje fácil de 40 minutos (30 km) en taxi, o puede optar por el servicio de autobús público.

Lo que amamos

  • Temporada invernal larga, desde finales de noviembre hasta principios de mayo
  • En términos de tamaño y variedad de terreno, la superficie esquiable es prácticamente inmejorable.
  • Sistema moderno y eficiente de remontes que gestiona eficazmente las multitudes

Las desventajas

  • Los precios se parecen mucho a las pistas negras más desafiantes del resort: ¡muy elevados!
  • La gran cantidad de británicos puede hacer olvidar que está en Francia.
  • Increíble popularidad significa que puede volverse muy concurrido durante la temporada alta.

El dominio esquiable

Val d'Isère es sin duda uno de los dominios más bonitos de Francia. Su origen se remonta al siglo XVII y ha conservado con éxito gran parte de su encanto tradicional, con atractivos edificios de piedra y madera que proporcionan carácter. Ahora, parcialmente libre de coches, es un lugar muy agradable para pasear, con una gran cantidad de excelentes opciones para ir de compras y comer.

A un par de kilómetros hacia la cabecera del valle se encuentra Le Fornet, una tranquila y pintoresca aldea con unos chalets de estilo saboyano realmente impresionantes. En tanto, de regreso hacia el lago en la desembocadura del valle se sitúa La Daille, donde se encuentra la mayor parte de los alojamientos más económicos del dominio. Ambos están comunicados con el propio Val d'Isère por un servicio regular de autobuses gratuitos.

La zona de esquí

Incluso como entidad independiente, Val d'Isère sería un fuerte competidor entre los dominios esquiables globales. Si a esto se añaden las conexiones con Tignes y la zona más amplia de Espace Killy, su presencia en los puestos más altos se hace más que evidente.

No todas las áreas de esquí interconectadas fueron creadas iguales. Mientras que algunos tienden a padecer conexiones de remontes lentos y extensas conexiones a pistas, el Espace Killy representa lo mejor: un dominio cohesivo y genuinamente funcional. Con más de 300 km de pistas y algunos de los mejores fuera pista de Europa -todos ellos integrados a la perfección por un sistema de remontes moderno y eficiente- es realmente uno de los mejores lugares del mundo para practicar el esquí o el snowboard.

Además de su tamaño, la fortaleza de la zona radica en su diversidad. Gracias a la gran variedad de pistas, realmente cuenta con algo para todos los visitantes. A los expertos les encantará la selección de pistas negras largas y desafiantes, incluyendo la legendaria La Face de Bellevarde, conocida simplemente como 'La Face'. Con 3 km de longitud y un desnivel de 959 m, es empinada, muy exigente y prácticamente un rito de iniciación local.

Con un total de 109 pistas rojas y azules, Val d'Isère es un paraíso para los intermedios. Existen muchas pistas bien cuidadas y onduladas que se prestan perfectamente para un descenso rápido y fácil, mientras que un excelente halfpipe y múltiples parques de nieve ofrecen la posibilidad de disfrutar de un tiempo en el aire a los esquiadores y practicantes de snowboard de todos los niveles de habilidad.

Al mismo tiempo los debutantes y los niños estarán bien atendidos por el recientemente renovado sector Solaise, que ofrece tres alfombras mágicas cubiertas y un gran cantidad de pistas para principiantes de fácil acceso. También hay áreas con dos pistas para principiantes: una en La Daille y otra en el centro de Val d'Isère.

Otra ventaja de la popularidad de Val d'Isère es que goza de una fuerte y constante inversión, gran parte del cual se reinvierte continuamente en infraestructura. De este modo, el sistema de remontes se moderniza constantemente y el nivel de preparación de las pistas es uno de los mejores de Francia. Los desarrollos recientes incluyen la sustitución de la antigua telesilla Solaise por una moderna telecabina para 10 personas, aumentando la capacidad en un 40% y eliminando algunos de los cuellos de botella más notorios del dominio.

Como era de esperar de un dominio de tal prestigio, los restaurantes de Val d'Isère van desde los relativamente asequibles hasta los espeluznantemente caros. Naturalmente, la cocina tradicional saboyana está disponible, pero hay muchas opciones internacionales e incluso un par de restaurantes con estrellas Michelin que satisfarán incluso a los gastrónomos más exigentes.

La Peau de Vache, Bellevarde
Famoso tanto por sus abundantes raciones como por las impresionantes vistas desde su terraza exterior, La Peau de Vache es un verdadero incondicional entre los restaurantes de montaña de Val d'Isère. Se ofrecen todos los platos tradicionales de Saboya, junto con una selección de hamburguesas gourmet sorprendentemente imaginativa. Lo encontrará a mitad de camino de La Face, pero también se puede acceder fácilmente desde el remonte Bellevarde Express.

L'Atelier d'Edmond, Le Fornet
Galardonado, con dos estrellas Michelín, L'Atelier d'Edmond representa la cima de la gastronomía local. Bajo los hábiles cuidados del chef Benoît Vidal, este restaurante gourmet ofrece una experiencia gastronómica inolvidable, en la que destacan las langostas y la mousseline de lucio con limón confitado, además de las vieiras con mantequilla de abeto aromatizada. Si le apetece algo menos elegante, el bistro vecino sirve un almuerzo fantástico a precios un poco más amigables.

La Table de l’Ours, Val d'Isère
El hotel de 5 estrellas de Val d'Isère, les Barmes de l'Ours, ofrece varios excelentes restaurantes, pero La Table de l'Ours, con estrella Michelín, es el mejor de todos. Con techos de vigas de madera y una decoración rústica pero a la vez chic, irradia un ambiente maravilloso donde el Chef Antoine Gras ofrece un menú imaginativo que está a la altura de las tendencias actuales. Las especialidades incluyen crozets gratinados con trufa de invierno y rodaballo guisado con caviar Oscietre.

La vida nocturna de Val d'Isère es legendaria, con un estándar de après-ski con el que la mayoría de los dominios franceses solo pueden soñar. Desde sofisticados bares de cócteles hasta locales de música en vivo y pistas de baile nocturnas, ¡lo encontrará todo aquí! Siga leyendo para conocer nuestra mejor selección de los bares de Val d'Isère.

La Folie Douce
Una institución en Val d'Isère, La Folie Douce es el lugar obligado para un poco de descanso después de la acción. Con música en vivo, una gran terraza y un ambiente muy animado, es el punto de partida por excelencia para una noche de diversión, y su restaurante asociado, La Fruitière, sirve un almuerzo excelente. Está situado en la cima de la telecabina de La Daille, por lo que siempre se puede optar por bajar en el telesilla después.

M Bar
Situado en el Hotel Tsanteleina de 4 estrellas, el M Bar ofrece una amplia gama de cervezas, vinos y cócteles en un ambiente agradablemente refinado. Con una chimenea, cómodos sofás y WIFI gratuito, es una excelente opción para tomar una copa antes de la cena, un trago a altas horas de la noche o simplemente entrar en calor con una bebida caliente después de un largo día en las pistas.

La Cave… sur le Comptoir
Si hay algo que no falta en Val d'Isère son bares con Happy Hour económicos, pero si lo que busca es algo un poco más refinado entonces este pequeño y acogedor bar de vinos, definitivamente vale la pena visitarlo. Prepárese para una excelente selección de vinos junto con algunos platos de quesos y embutidos especialmente apetitosos.

Club Med Ski - Los pioneros en vacaciones de esquí con todo incluido

Your choices regarding cookies on this website

Clubmed.es utiliza cookies para proporcionarle una experiencia de navegación óptima. El cierre de esta ventana comporta la aceptación del recibimiento de cookies. Para saber más, haga clic aquí.

Aceptar