En primer plano: Tignes

Datos breves sobre Tignes

Combinando la conveniencia de un diseño práctico con un paisaje montañoso impactante, Tignes ocupa un lugar privilegiado entre los destinos de esquí más importantes del mundo. Con las condiciones de nieve más seguras de Europa, una increíble variedad de terreno y más de 300 km de pistas para explorar, es una propuesta casi inmejorable para unas vacaciones de nieve. Si a esto le añadimos la posibilidad de esquiar casi todo el año, una animada escena de après-ski y una gran variedad de alojamientos a pie de pistas, nos daremos cuenta que es lo que hace que Tignes sea tan popular para las familias, los grupos y los aventureros que viajan solos.

Datos rápidos sobre Tignes

Altitud del dominio: 1550–2100m
Pista más baja: 1550m
Remonte más alto: 3456m
Total pistas: 300km
Remontes: 76
Pistas: 154

  • Verde: 21 (14%)
  • Azul: 67 (43%)
  • Roja: 42 (27%)
  • Negra: 24 (16%)

Cómo llegar

Los aeropuertos más cercanos son

  • Chambéry (142km / 2hrs)
  • Grenoble (215km / 2.5hrs)
  • Lyon (219km / 2.5hrs)
  • Geneva (224km / 2.5hrs).

Si decide no conducir, hay una variedad de servicios privados de traslado que conectan con cada uno de los cinco pueblos de Tignes.

¿Prefiere viajar en tren? ¡Entonces está de suerte! El Eurostar opera un servicio semanal entre St Pancras International y Bourg-Saint-Maurice, desde el cual se puede llegar a Tignes en un cómodo trayecto de 40 minutos (30 km). Cuenta también con un buen servicio de autobús público, o puede tomar un taxi. El Eurostar sale de Londres los viernes por la tarde y los sábados por la mañana, con un trayecto de regreso desde Bourg los sábados por la mañana y por la noche.

Lo que amamos

  • Superficie esquiable asombrosamente grande
  • Gran sistema de remontes
  • Cobertura de nieve fiable

Las desventajas

  • Arquitectura altamente cuestionable
  • Está por encima de la línea de árboles, por lo que no hay dónde refugiarse en caso de mal tiempo.
  • El acceso a muchas de las pistas para principiantes es un poco difícil.

El dominio esquiable

Más que un resort propiamente dicho, Tignes es una red de aldeas interrelacionadas, y se compone de cinco áreas distintas.

Situado en la cabecera del valle, el bullicioso Val Claret (2100m) está bien comunicado por modernas y rápidos remontes y ofrece un fácil acceso a la joya de la brillante corona alpina de Tignes: el glaciar Grande Motte. Justo al final de la carretera, al otro lado del lago, Le Lac (2100m) funciona como el corazón del dominio, con el vecino Le Lavachet (2100m) que proporciona una sensación más tranquila y discreta. Los tres están agrupados bastante cerca en la meseta central de Tignes, y aquí es donde ocurre la mayor parte de la acción del dominio.

Situado más abajo en el valle, al borde de la presa, Tignes 1800 (antiguamente conocido como Les Bosses) es la más tranquila y económica de las villas pero está creciendo rápidamente gracias a las recientes inversiones. Por último, junto al río, al pie de la presa, se encuentra Tignes Les Brévières (1550m), una antigua aldea renovada que es sin duda alguna la más pintoresca del conjunto.

Las cinco villas están bien comunicadas por el extenso sistema de remontes de Tignes, y cuenta con un autobús gratuito que conecta Val Claret, Le Lac, Le Lavachet y Tignes 1800 hasta bien entrada la noche. No sucede así en el caso de Les Brévières: una vez que se cierran los remontes, no hay comunicación disponible. Afortunadamente, ofrece una buena variedad de bares y restaurantes por lo que no le faltará de nada.

La zona de esquí

Junto con su vecino más deslumbrante, Val d'Isère, Tignes es una de las zonas de esquí interconectadas más grandes del mundo, por lo que no faltan cosas que hacer. Quienes tengan un nivel intermedio, amarán la enorme extensión de pistas largas y desafiantes, mientras que los expertos pueden aprovechar algunos de los mejores y más extensos terrenos fuera de pista de Europa... ¡muchos de ellos fácilmente accesibles en telesillas! Otro as en la manga del dominio es el glaciar Grande Motte, que cuenta con algunas pistas realmente empinadas y también ofrece algunos de los mejores esquíes de verano de Europa en el transcurso de su temporada de seis semanas.

Los aficionados al Freestyle estarán bien atendidos por la impresionante variedad de snowparks de Tignes. Su bien conservado halfpipe es actualmente el más grande de Europa, y Tignes Val Claret (en la parte inferior de la pista de Carline) dispone de un airbag gratuito que ofrece a los amantes del estilo libre una buena oportunidad para perfeccionar esas nuevas maniobras aéreas antes de llevarlas al parque propiamente dicho. Las áreas separadas para aprendices recientemente construidas permiten a los principiantes y a las familias entrar en la acción del freestyle de un modo más seguro, y un par de pistas de boardercross -una mini, otra de tamaño completo- son ideales para un esquí más tradicional.

Tignes dispone de cuatro zonas de pistas para principiantes: una en Val Claret, otra en Le Lac, otra en Le Lavachet y otra en Tignes 1800, lo que significa que hay muchas opciones para niños y principiantes. También hay una zona verde designada para los principiantes (aunque con un acceso ligeramente difícil) y una gran cantidad de suaves y onduladas pistas azules para progresar.

Gracias a su gran altitud, Tignes se encuentra casi totalmente por encima de la línea de árboles, lo que significa que si el clima se cierra en visibilidad puede ser un reto. En estos casos, las laderas arboladas más bajas de Les Brévières pueden proporcionar un poco de definición, pero los que saben se dirigen a Val d'Isère para aprovechar sus pistas arbóreas superiores.

Club Med Ski - Los pioneros en vacaciones de esquí con todo incluido

Uso de las cookies

Al continuar su visita al sitio web de Club Med, acepta el uso de cookies para personalizar su navegación, mejorar su experiencia y tener servicios y ofertas adaptados a sus intereses.

Aceptar